Hoy nos dirigimos a vosotros para tratar un tema tan actualizado como útil. Tan disruptivo como necesario. Apuesto cualquier cosa a que tu mente ya está tratando de adelantarse pensando en algunas de las mayores ventajas de las aplicaciones móviles. Si has dado con alguna ventaja que no aparece reflejada en este post, no dudes en comentárnosla, pues será bienvenida.

Por cierto ¿sabías que el número de aplicaciones móviles en temas de salud no para de crecer?, ¿sabes la cantidad de profesionales que trabajan para desarrollarlas? Diferenciarse del resto es un gran reto para ellos. Las aplicaciones son cada vez más especializadas, más específicas y más adaptadas. Y como decía Steve Jobs: “la innovación es lo que distingue a un líder de los demás”.

La disrupción de las aplicaciones móviles en la salud

El mercado de las aplicaciones móviles sigue creciendo de manera exponencial, liderando sectores como el de la salud. Han venido a ponernos en bandeja todas aquellas necesidades que, sin quererlo, estábamos anhelando. Aplicaciones sobre contenido médico, aplicaciones para el seguimiento de enfermedades específicas, aplicaciones para el cuidado familiar… Así hasta completar las más de 165.000 que ya existen relacionadas con el sector de la salud,  según informa el periódico El País.

Las aplicaciones han dado lugar, así, a un fenómeno disruptivo, pues rompen con parte del modelo tradicional basado en recordatorios médicos a base de anotaciones; búsqueda de información en las estanterías de las bibliotecas, o, puestos a modernizarnos, en internet. En definitiva, las aplicaciones móviles han revolucionado, y lo seguirán haciendo, el sector de la salud. Tanto que las razones principales de este fenómeno se apoyan en las ventajas que ofrece.

8 ventajas de las aplicaciones móviles de salud

Aunque estas ventajas varían de unas aplicaciones a otras, pues dependen del servicio y las funcionalidades que permitan realizar cada una de ellas, podemos encontrar algunas ventajas generales propias de las aplicaciones móviles de salud. ¿Quieres saber cuáles son? Nosotros te las contamos:

  • Mantener el control sobre aquellos temas relacionados con nuestra salud y la de nuestros familiares, lo que permite centralizar la información en un solo lugar.
  • Rapidez y contenido especializado para quienes deseen hacer alguna consulta concreta relacionada con la medicina.
  • Abren un nuevo canal de comunicación con familiares, pacientes y compañeros mucho más rápido y directo.
  • Permiten manejar de manera individual todos los aspectos relacionados con la salud, manteniendo la libertad sobre esta cuestión y haciendo cualquier tipo de consulta en el momento que deseas.
  • Mejoran la salud de los ciudadanos al estar pendientes de todo lo relacionado con esta cuestión. No olvidan tomarse el medicamento, resuelven cualquier duda, etc.
  • Localizar el acceso a los recursos necesarios en farmacias, lo que también permite ahorrar tiempo.
  • La seguridad aumenta gracias a al control sobre los tratamientos médicos.
  • La red de redes permite la socialización, entrando en contacto con otras personas en la misma situación que nosotros, por ejemplo.

¿Conoces alguna ventaja más? Las aplicaciones seguirán creciendo, y sus funcionalidades superarán cualquier tipo de barrera que nos impida actuar de la manera en que necesitamos hacerlo. No olvidemos que las ventajas de las aplicaciones móviles son para todo el mundo, no solo para pacientes. Por ejemplo, permiten a los médicos acceder a la información concreta de forma rápida en cualquier consulta, ojear el historial, etc.

¡Seguro que les suena! Un hecho cotidiano que camina a la par de la actualidad

Recuerdo el nerviosismo de mi madre cada vez que tenía que asistir conmigo o con alguno de mis hermanos y abuelos al médico. Anotaba cada movimiento en el primer lugar que pillaba. Y cuando volvíamos de las revisiones, buscaba ‘papel y boli’ y volvía a repetir la misma acción. No sabía a dónde acudir, la puerta del frigorífico parecía el tablón de algún caso a investigar.

Yo sabía que aquel suceso era temporal, que duraría hasta que alguna mente prodigiosa diera en desarrollar una aplicación, un programa, o cualquier otra cosa que nos permitiera mantener el control de todo lo relacionado con la salud. Que fuera capaz de centralizar la información, primero, y llevar una vida más apacible, después.

Creo firmemente que ese momento ya ha llegado.

evolución de la tecnología para el cuidado de familiares y pacientes