Llega un momento en la vida en el que los hijos e hijas quieren hacerse con un teléfono móvil a toda costa. Esta situación, si no se sabe afrontar bien, puede llegar a ser un verdadero quebradero de cabeza para los padres y madres. ¿A qué edad deberían de regalarles un teléfono móvil? ¿Por qué deberían hacerlo? ¿Cómo hacer que tus hijos hagan un uso responsable de su smartphone?

Asaltan mil preguntas y dudas sobre esta cuestión. Somos conscientes de los beneficios que traen las nuevas tecnologías para cuidar mejor de nuestros hijos e hijas, y de que pueden ser una herramienta muy útil tanto para nosotros como para ellos. Tarde o temprano se harán con un dispositivo móvil y es mejor educarles para que hagan un buen uso de él.

A pesar de todos los beneficios que puedan acarrear estos dispositivos, el factor que más nos preocupa es el de su mal uso y de todos los peligros a los que pueden exponerse. ¿Cómo combatirlos y evitar exponer a nuestros hijos a estos factores de riesgo? Es algo a lo que no debemos tenerle pánico, pero tampoco tomarlo a la ligera. Nuestro deber es educarles en todos los aspectos de la vida y los smartphones representan una parte muy importante.

¿Cómo hacer que nuestros hijos hagan un uso responsable de sus smartphones?

La primera pregunta que debemos dar respuesta es la de cuándo debemos darles un teléfono móvil. En esta parte, según los datos de SafetyWeb, el 60% de los niños entre los 10 y 14 años tienen un dispositivo móvil. A esta franja de edad no debemos ceñirnos como si de la mayoría de edad se tratase, aquí debemos valorar de si es necesario o no, en base a nuestras circunstancias y a las de nuestros hijos.

Hacer un acuerdo mutuo

Una vez que hemos accedido a darles un teléfono móvil, determina con tu hija una serie de reglas de mutuo acuerdo, así como el tiempo de conexión y de desconexión, cómo y cuando puede utilizar el teléfono móvil, etc. Algunos padres y madres redactan una especie de contrato que firman ambas partes para dejar claro su uso. Por ejemplo, el caso de Janell Burley Hoffman, colaboradora del The Huffington Post y escritora del libro ‘iRules’, redactó un contrato de uso para sus hijos.

Enseñarles a gestionar su terminal

Debemos estar claros con la importancia de gestionar el smartphone de nuestros hijos. Con esto nos referimos a que aplicaciones pueden descargar o no, porque se adentran en un mundo de adultos para el que todavía no se encuentran preparados. Recuerda que no debes invadir su privacidad, que tienen que hablar con quien ellos quieran, pero si que puedes intervenir para que no se expongan a ningún tipo de acoso.

Los peligros que pueden aparecer asociados al móvil pueden ser: las amenazas a la privacidad del menor, el acoso entre menores, el acoso de un adulto a un menor con intención sexual, el acceso a contenidos inapropiados, etc. Entonces, la mejor manera de prevenir y combatir estos aspectos es hablando con tus hijos, explicándoselo y dándoselo a conocer y mostrándoles pautas sobre como actuar en cada una de estas situaciones.

Inculcar el valor del respeto en las redes

Debemos hacerles comprender, que un insulto en las redes sociales es igual de grave que hacerlo cara a cara. El ciberacoso puede llegar a ser delito y tenemos que educar para prevenirlo. No por el hecho de la pena en sí, sino por civismo y buenas prácticas.

 

Puede que al principio te de miedo, pero con uso del sentido común, fomentando la comunicación y siguiendo unas pautas acordadas con vuestros hijos e hijas, ¡no deberías de preocuparte más que de su salud y su cuidado!