¿Eres testigo de los cambios producidos en el sector salud a causa de los avances tecnológicos? ¿Han cambiado tus maneras de comunicarte con tus pacientes y familiares? ¿Qué rasgos destacarías de esta revolución?

Querido lector, seguramente has sido un testigo directo de la transformación que ha experimentado el sector de la salud. Pongamos por caso la manera en que anotas las citas con tu médico, cómo gestionas tus tareas de cuidado, los recordatorios de tus valores médicos, la toma de medicamentos… Así hasta un sinfín de acciones, ¿verdad?

Si es así, quizás te encuentres en el momento oportuno de compartir tu experiencia con nosotros, pues estaremos encantados de escucharte. Decidas lo que decidas, hoy estamos aquí para hacer un recorrido por el cambio incipiente que se ha producido entre la relación paciente-doctor con las TIC.

¿Cómo lo está viviendo nuestra sociedad? ¿Hacia dónde se dirige esta relación? ¿Cuáles son las principales características de este cambio?

Todo esto y mucho más, a continuación.

¿De qué cambio hablamos?

Las TIC han revolucionado nuestro mundo, pero ¿qué han cambiado en el sector de la salud? En realidad, no se trata de una modificación que atiende únicamente a un aspecto, sino a múltiples. Te lo explicamos.

Los avances tecnológicos han salpicado adelantos en la investigación de la medicina, pero también han introducido importantes novedades y avances en materia de comunicación, big data, simulación, cirugía quirúrgica y robótica, wearables, donaciones y trasplantes, salud emocional, cuidado de pacientes y familiares, etc.

Hablamos de información en la salud y de avances en la medicina, dos realidades diferentes con un mismo telón de fondo: la tecnología.

¿Qué herramientas manifiestan el papel del big data en la salud?

No hace falta irse muy lejos para darse cuenta de los cambios que han provocado las TIC. En casa, por ejemplo, ya no madrugamos para descolgar el teléfono y hacer una llamada telefónica con el fin de conseguir una cita médica para ese mismo día. Al menos, en la mayoría de los casos. Ahora, basta con entrar en el sitio web o descargarse la aplicación móvil para reservar una cita con tu médico. Ni siquiera es necesario acercarse a las ventanillas cuando llegas al hospital, pues las máquinas que encuentras a tu paso son las encargadas de imprimir un papel con el número de cita, la sala y la consulta la que debes acudir.  Lo mismos ocurre con los justificantes médicos.

Pero existen otras herramientas que muestran todavía más el big data en la salud. Sirvan de ejemplo herramientas para el cuidado de pacientes y familiares. Aquellas que permiten la centralización de la información acerca de valores médicos o cualquier otro dato relacionado con la salud. Esta información es capaz de registrarse por medio de aplicaciones o sitios web, de manera que puedes acceder a ella en cualquier momento y lugar.

La adaptación de los pacientes a las tecnologías

Con el paso de los años, los pacientes se están viendo casi obligados a adaptarse a los nuevos avances tecnológicos. Esto no solo se debe a las posibilidades que ofrecen sino a que los sistemas tradicionales están desapareciendo. Directa o indirectamente, todos estamos siendo partícipes de las tecnologías, entrando a formar parte de un mundo novedoso y cada vez más actualizado.

Desde luego, estas herramientas se han convertido en el lugar de manifiesto del big data, un mundo que presenta numerosos retos y oportunidades.

¿Qué se está consiguiendo?

Un alto potencial para mejorar la eficiencia y la calidad en los cuidados. Si echamos un vistazo a las cifras de los últimos cinco años, podremos observar cómo el gasto en TIC en la sanidad pública “ascendió en 2013 a 624 millones de euros”, tal y como indica el informe SEIS sobre el gasto de tecnologías en el sector salud de España.

evolución de la tecnología para el cuidado de familiares y pacientes