En realidad, la tecnología permite superar las barreas geográficas de la salud de múltiples formas. El teléfono móvil, tan extendido como generalizado, podría ser un claro ejemplo de ello. Cuando hablamos de barreras geográficas no nos referimos únicamente a la dispersión geográfica en zonas rurales, o incluso urbanas, sino a la atención y la puesta al día de todo lo que acontece con respecto a la salud de nuestros familiares.

Quizás os estemos hablando de la manera más actualizada de acabar con las inquietudes del tipo: ¿cuándo tiene cita con el médico tal y cual familiar?; mi abuelo tiene Alzheimer, ¿dónde se encontrará en este momento?; ¿quién estará cuidando de mis padres?

¡Da la bienvenida a la tranquilidad!

¿Qué son las barreas geográficas de la salud?

Cuando hablamos de barreras de acceso, no podemos referirnos a otra cosa más que “cualquier elemento o fenómeno que dificulte a los pacientes acceder a los servicios ofrecidos por los proveedores sanitarios en el momento en el que lo necesiten”. La tecnología cumple un papel interesante en esta materia, y es que sus posibilidades se amplían hacia la salud de la siguiente manera.

Aplicaciones capaces de centralizar la información han hecho posible el estar informados en cada momento de la salud de nuestros familiares, estén donde estén. Basta con tener un dispositivo a mano con conexión a internet para observar todos y cada uno de los valores registrados. Por ello, podemos decir firmemente que la tecnología, en este sentido, está permitiendo superar las barreras geográficas.

Da igual si estás en China o en la calle de al lado. Las barreras geográficas han dejado de ser un hándicap en el cuidado familiar. Y tú, ¿ya lo has comprobado.

Cuidar de nuestros allegados desde una aplicación

A algunos puede sonarles raro. Otros, incluso, pueden preguntarse cosas del tipo ‘¿a dónde vamos a llegar?’. Son los efectos de los avances tecnológicos y las ventajas de la digitalización. La transformación digital ha llegado al cuidado y a la salud, y es que las aplicaciones móviles ya nos permiten desarrollar las acciones de cuidado. ¿Cómo? Gracias a su poder de centralización.

Aunque pueda parecer un lugar común, no deja de ser uno de los principales elementos de la gestión de la salud la necesidad de reconocer cualquier amenaza con una decisión firme de convertirla en una auténtica oportunidad. Seguramente ya sabes a lo que nos referimos, pues es algo que está ocurriendo de cara a las nuevas tecnologías. La transformación digital es considerada, por gran parte de la sociedad, como un peligro de disrupción.

Sumergirse en el uso de las aplicaciones móviles para la gestión de la salud permite concretar acciones tácticas que, sin lugar a duda, mejorarán el desarrollo del cuidado.  El paradigma tecnológico ha tenido un impacto relevante, y las posibilidades comunicativas se han ampliado enormemente.

Las aplicaciones sobre cuidado otorgan poder a sus responsables

Puede parecer asustadiza la capacidad que brinda el poder a todo cuanto se acerca. No es para menos. Cuando hablamos de salud, el poder es el elemento clave para mantenernos en un buen estado. Poder estar informados sobre nuestro estado y el de nuestros familiares o pacientes, poder consultar en cualquier momento el medicamento a tomar, etc. Aspectos tan sencillos como estos pueden cambiar nuestra vida.

Somos el origen de todo cuanto sucede alrededor de la tecnología, pues el objetivo final siempre es mejorar nuestros modos de vida. Para los cuidadores, lo más importante es desarrollar sus labores de manera efectiva, y las aplicaciones, así como las posibilidades que otorgan, se han convertido en la manera más extraordinaria de conseguir el control de la salud. Las formas de cuidar han cambiado, pero depende de nosotros la participación en el cambio.

El cambio de tus circunstancias depende de ti.

evolución del cuidado de pacientes y familiares