Es indiscutible que la salud es uno de los principales sectores que más rápido acogen los avances tecnológicos y de los que más rápido se beneficia de sus ventajas. Gracias a la aplicación correcta de las herramientas tecnológicas en los sistemas y proyectos sanitarios, se han obtenido importantes mejoras a lo largo de los años. La inteligencia artificial, los softwares, las tecnologías abiertas, la blockchain o cadena de bloques, smartphones y la realidad virtual son algunos de los grandes avances que estamos viviendo.

A continuación queremos compartir contigo cuáles son las principales novedades que está cubriendo la tecnología en materia de salud. ¿Estás listo?

Las necesidades en tecnología y salud ¡Últimos avances!

Antes de nada, queremos que tengas claro cómo es el sector de la salud. Tiene muchos requerimientos y exigencias, necesidades tecnológicas y mucha diversidad de soluciones. Los ciudadanos necesitan recibir una atención de primera calidad, y la tecnología tiene mucho que ver en esta y en el cuidado:

  1. Seguimiento de nuestros datos de salud.

Gracias a la tecnología blockchain sería posible hacer un seguimiento de nuestros datos, registrar los valores médicos sin que puedan ser alterados y acceder a ellos en cualquier momento y lugar. Los pacientes tendrían mayor poder sobre sus propios datos y crearían su historial médico.

Además, aplicaciones como Uilyo añaden la posibilidad de registrar no solo nuestros valores médicos, sino también los de nuestros pacientes y familiares, estar informados de su salud en todo momento y superar cualquier barrera geográfica. Hablamos del smartphone como nuestra propia sala de consulta.

  1. Cirugía robótica.

Parece que desde los años 80 se han utilizado los brazos robóticos para intervenir en los quirófanos, pero no ha sido hasta la llegada de la auténtica cirugía robótica Da Vinci “con cuatro brazos a comienzos del siglo XXI cuando se ampliaron las posibilidades que la han convertido en uno d ellos mejores avances tecnológicos en la salud”, según el Hospital Virgen del Mar. Tanto es así, que se ya se está hablando de los quirófanos inteligentes.

  1. Combatir enfermedades.

Quizás, este sea el objetivo prioritario y general de la aplicación de la tecnología en el sector de la salud. Sirva de ejemplo el avance en biopsia líquida que realiza muestras de sangre para poder identificar cualquier tipo de célula tumoral o ADN de células tumorales que circulan en nuestra sangre. Aunque todavía es una técnica por definir, lo cierto es que su procedimiento es posible y podría complementar a los métodos que ya conocemos.

  1. Sensores portátiles avanzados.

La tecnología les brinda la posibilidad de funcionar sin batería, pudiendo seguir las variables químicas o fisiológicas y del medioambiente. Por ejemplo: los niveles de glucosa, lactato y etanol. O la exposición a los rayos ultravioleta, etc. Aunque este es un avance que llegó en el año 2016, todavía se sigue trabajando para seguir mejorando.

  1. Laboratorios en nuestro bolsillo.

¿Cómo es posible? Gracias a la capacidad ‘point of care’ de los dispositivos. Es perfecta para detectar rápidamente un número determinado de enfermedades infecciosas, como el VIH o la gripo. Cada vez se utiliza más este tipo de dispositivos por su atractivo, comodidad y eficacia. Son organizativos, económicos y geográficos. ¿Te atreves a usarlos? Hace poco tiempo, el propio Imperial College “se refirió a un dispositivo de memoria USB desechable con capacidad para determinar con precisión los niveles de partículas víricas del VIH a partir de una gota de sangre”, como informa Lab Tests Online.

Ha pasado mucho tiempo desde las primeras vacunas, el descubrimiento de la estructura del ADN y el uso de los antibióticos. Las cosas cambian y todo sigue evolucionando.

¿Estás al tanto de los últimos sistemas? ¿Quieres modernizar e innovar tus acciones sobre salud? ¿Estás empleando las mejores herramientas para conseguir resultados óptimos en salud y tecnología?

CTA beta uilyo