¿Qué nos depara el futuro? Una pregunta que abre hueco a tanto cuanto se nos pueda ocurrir de cara a los años venideros. Nos crea una especie de incertidumbre y desasosiego. Pero de lo que sí podemos estar seguros es de que la tecnología ya está dominando gran parte de los avances de la humanidad, a la vez que nos proporciona las herramientas necesarias para que dicha evolución sea continua y sólida. Hace tiempo que dos conceptos, salud y cuidado familiar, se convirtieron en un objetivo más del desarrollo tecnológico, pero cada vez son más los campos del sector que se encuentran involucrados en este paradigma transformador.

Los avances son un motor.

Cuidar y cuidarse a golpe de clic

La estrella indiscutida de los nuevos avances en salud responden al cuidado familiar, aplicaciones gratuitas, y hasta aquellos sistemas que combinan algoritmos, softwares y sensores. Su objetivo principal es facilitar  el acceso y el control a nuestra información sobre salud, la de nuestros pacientes y, también, la de nuestros familiares. Tanto es así, que la tecnología ha puesto a nuestra disposición el valor añadido de la organización.

La infinita curiosidad del ser humano nos ha hecho evolucionar a través del tiempo enfocados en interminables pruebas y errores que han dado lugar a la innovación y a la creatividad. Cuidar y cuidarse es, así, una posibilidad u oportunidad, como prefiráis llamarlo, que nos están empezando a brindar los resultados de algunas aplicaciones. ¿Cómo lo consiguen? Gracias a la capacidad de anotar todo tipo de mediciones y valores médicos, horarios, recordatorios, etc.

En tres palabras: familia, salud y cuidado.

La revolución de las aplicaciones en la salud

Los saltos tecnológicos a favor de la salud están haciendo del sector un auténtico paradigma revolucionario e innovador. Las aplicaciones sobre cuidado de familiares y pacientes son un ejemplo de ello, y es que los expertos en desarrollo tecnológico no parecen dudar ante la necesidad de aportar el control sobre la salud desde un punto de vista diferente. De este modo, ya no os hablamos únicamente de tecnología para manipulación genética, biomedicina y epidemiología, entre otras cosas, sino que ponemos el énfasis en el uso cotidiano.

El mundo de las aplicaciones crece a gran velocidad, y lo hace más allá de lo que nunca hubiéramos podido imaginar. Nuestra calidad de vida, así como nuestro día a día, puede mejorar gracias a este tipo de tecnología, y es que es tanto la confluencia que existen entre estos dos campos, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya habla de mHealth o salud móvil. Lo define como “uso de móviles y tecnologías inalámbricas para apoyar el logro de objetivos de salud”.

5 beneficios de la tecnología en la salud

Cada día nos preocupamos más por nuestra salud y tratamos de encontrar la mejor manera de cuidarnos. La tecnología lo sabe, por eso el uso de las aplicaciones móviles está comenzando a popularizarse. Os contamos cuáles son algunos de sus beneficios en el sector de la salud:

  • Estar al tanto del estado de nuestra salud en cualquier momento y desde cualquier lugar.
  • Brinda la posibilidad de hacer un cuidado integral.
  • Mantenerse informado sobre la salud de nuestros pacientes y familiares, lo que reduce la incertidumbre y aumenta la tranquilidad.
  • Garantiza el recordatorio de una cita médica o la toma de un medicamento.
  • Permite hacer comparaciones sobre los valores médicos en el tiempo sin necesidad de recurrir a nuestro médico.

Mientras quede una posibilidad, siempre será bueno intentarlo. Por eso hemos querido compartir contigo este post, para decirte que es el momento de tomar las riendas de tu salud, que ya es posible seguir paso a paso tus valores médicos actuales, y que no existen ‘peros’ en su apuesta.

¡Seguimos creciendo!

evolución de la tecnología para el cuidado de familiares y pacientes