Seguramente se nos ocurran miles de ideas capaces de transformar cualquier mundo, pero ¿cuántos las llevamos a cabo? Lejos de dar lecciones, queremos compartir este post con vosotros para hacer una breve reflexión de lo que la tecnología ha supuesto para el sector de la salud, así como los ingredientes necesarios para que una aplicación de cuidado de pacientes pueda alcanzar su máximo nivel.

El cuidado de pacientes a golpe de clic: un recorrido por la historia

El crecimiento exponencial de la tecnología ha llegado a la salud. Ha venido para quedarse. Se preguntaba Nicholas Carr, en su libro Superficiales, qué estaba haciendo internet con nuestras mentes. Hoy, ocho años después de su publicación, seguimos haciéndonos la misma pregunta. La aldea global en la que nos encontramos inmersos ya ha posibilitado estar al tanto de lo que ocurre al otro lado del mundo. Tanto, que lo raro hoy sería no poder hacerlo.

Os contamos esto porque ha sido este fenómeno del que han partido las aplicaciones que permiten estar al tanto de pacientes, aunque no les tengamos delante. Lo que, hacia 1960, parecía una utopía, hoy ya se ha convertido en una realidad. Los avances en aplicaciones móviles sobre la salud  han puesto a nuestro alcance todo tipo de información, alterando  nuestros patrones de percepción e incluso, con el tiempo, nuestra transformación como individuos y sociedad.

Las tecnologías se han convertido en un regalo del cielo para el sector salud. ¿Lo será también para los pacientes? Realmente, la revolución digital está convirtiéndolos en una parte de la sociedad imprevisible que busca nuevas formas de satisfacer sus necesidades. Una actitud que está haciendo de lo relevante algo interesante.

Funciones que debería tener una aplicación para el cuidado de pacientes

Las posibilidades y las alternativas que tenemos ante nuestros ojos son inimaginables. Sobre todo teniendo en cuenta el carácter tecnológico que protagoniza nuestros tiempos. Las aplicaciones médicas nos ofrecen múltiples funciones, así como la oportunidad de tener a nuestro alcance:

  1. Nivel profesional y gratuito.
  2. Capacidad para centralizar toda la información de manera ordenada.
  3. Fácil acceso desde sistemas Android, iPhone o incluso desde la web.
  4. Calendario para anotar el día y la hora de una consulta médica, el tratamiento médico, el nivel de glucosa de nuestros pacientes, etc.
  5. Capacidad de generar y almacenar un historial médico.
  6. Registro de pacientes
  7. Tener el control sobre la toma de valores médicos, la medicación a tomar, el horario en el que un familiar le cuida, etc.
  8. Posibilidad de crear una red de redes incorporando al familiar del paciente para que tenga constancia de cualquier gestión.
  9. Atención hacia el paciente en cualquier momento.
  10. Estar al día de todo lo que sucede con los pacientes que tenemos a nuestro cargo.

Estas son solo algunas de las funciones con las que debería contar una aplicación médica completa, eficaz y fácil de utilizar para el cuidado de pacientes. Si os ha quedado alguna duda, no dudéis en poneros en contacto con nosotros.

¿Nuestra conclusión?

Los cuidadores, familiares o cualquier tipo de persona que haga uso de los servicios de sanidad, ya sea para él o para otros, tiene ante sus ojos el servicio más avanzado de la tecnología en su sector. Las aplicaciones móviles desarrolladas por grandes profesionales han permitido acceder a golpe de clic a toda la información que respecta al cuidado. Así que, no deberíamos exigir menos de las funciones que os acabamos de mencionar, sobre todo si lo que buscamos es realizar un ejercicio profesional de calidad. La tecnología está acabando, así, con muchos de los quebraderos de cabeza que habitan nuestra mente en el día a día: pago de una beca, una transferencia, la renovación de mi carné de conducir, y hasta pedir cita en el médico.

Para empezar, no está nada mal.

evolución de la tecnología para el cuidado de familiares y pacientes