Las tecnologías han avanzado. Todavía recuerdo cómo mis abuelos llevaban colgado del cuello una especie de colgante. Tardé tiempo en descubrir que se trataba de la teleasistencia domiciliaria básica de Cruz Roja, un servicio que, en palabras de su equipo, “fomenta la autonomía para poder disfrutar de las cosas que realmente importan en la vida”. Era una manera de cuidar de nuestros mayores, no me cabe duda. Sin embargo, hoy queremos ir más allá.

¿Alguna vez te has lamentado por no recordar el último dato sobre tu salud?, ¿cuánto pesaban tus hijos la última vez que se subieron en una báscula?, ¿qué día tenías que asistir a una cita con el médico?, ¿era este el medicamente que debía tomar?

Te suenan estas preguntas ¿verdad? Hoy, queremos hablar de esto. De todas aquellas veces que olvidaste un dato relacionado con tu salud, con la de tus pacientes o con la de tus familiares para que no vuelva a ocurrir. Quizás, nunca te hayas preguntado cómo podías tener el control sobre los valores médicos, pero, seguramente, hayas sentido su necesidad.

¡Comencemos!

La importancia de controlar los valores médicos

Controlar es una acción que, en la mayoría de los casos, llevamos a cabo para sentirnos seguros. Mantener el control nos aporta el eslabón de la seguridad. Lo sabemos nosotros y lo saben todos aquellos que, en algún momento de sus vidas, han sentido las consecuencias cuando algo se les escapaba de su control. Hoy, queremos extender este punto hacia la salud, de manera que queremos hablaros del control de los valores médicos. ¿Preparados?

Cuando hablamos de estos, nos referimos a datos sobre nuestra salud, como el nivel de glucosa en sangre, la tensión, el colesterol, etc. Solo con saber qué son los valores médicos ya puedes hacerte una ligera idea de su importancia, pues resultan esenciales para nuestro bienestar. Los cuidadores tienen una gran responsabilidad en este sentido, y es que brindar cuidado a nuestros pacientes y familiares con base en las necesidades y respuestas humanas es fundamental.

¿Puedo tener el control sobre los valores médicos?

La respuesta es sí. ¿Quién no querría tenerlo? Claro que se puede. De hecho, con el paso del tiempo, se han ido desarrollando numerosas aplicaciones en las que anotar todo tipo de cosas. En los últimos años, estas se han ido especializando en diferentes sectores, como el de la salud. Así, es posible centralizar la información, los valores médicos de quienes nos rodean, los nuestros, y tener acceso a ellos siempre que queramos. Así que, a la pregunta de si puedo tener el control sobre los valores médicos, solo podemos decir un rotundo sí.

La manera más sencilla de conseguirlo, en la actualidad, es posible que sean las aplicaciones móviles. Pues el teléfono es un aparato que llevamos con nosotros a todas partes, lo que, en este caso, nos otorga la ventaja de acceder a la información en cualquier momento y lugar.

El papel de las aplicaciones en la vida

¿Sabéis cuántas aplicaciones existen en el mundo? Miles y miles de estos programas informáticos inundan nuestros dispositivos. Basta con echar un vistazo a las últimas novedades informáticas y tecnológicas para darse cuenta de que sirven para realizar ciertas tareas de nuestra vida diaria. No creas que estamos exagerando, pues hace un par de días me topé con un titular que decía algo así: ‘Estas apps pueden salvar tu vida (literalmente)’.

Las nuevas tecnologías afectan a todos los ámbitos de nuestra vida, por activa o por pasiva. En el ámbito del cuidado, también. Recuerda, que a la vez que cuidas de los tuyos, tú también eres cuidado. Si trabajas en el ámbito profesional desarrollando las labores de cuidado con tus pacientes, es posible que no te hayas parado a pensar en esto. Algún día nos preguntaremos ¿quién cuida del cuidador? Y es que, a menudo, “la persona que se convierte en cuidador principal no ve la situación con perspectiva de futuro porque atiende a la inmediatez de las necesidades”.

Tus cuidados también cuentan, no lo olvides.

evolución de la tecnología para el cuidado de familiares y pacientes