A lo largo de los años, han sido muchísimos los errores que se han cometido en materia de historiales médicos, lo que ha acabado en un sinfín de reclamaciones. Incumplimientos de entrega, errores de datos… Veamos qué ha ocurrido y cómo podemos resolverlo desde el punto de vista del ciudadano.

¡VAMOS!

El historial clínico y las reclamaciones de los pacientes

A continuación, queremos profundizar en una práctica generalizada que afecta a los pacientes de hospitales, centros médicos, farmacias, clínicas, etc. El historial médico o historia clínica no es más que “el conjunto de documentos que contienen las informaciones, los datos y valoraciones de cualquier tipo sobre la situación y evolución de un paciente a lo largo del proceso asistencial”, como señala el portal Reclamador.

El nombre de los médicos, facultativos o profesionales que te atienden, así como el consentimiento firmado, las pruebas realizadas y los resultados obtenidos son algunas de las informaciones más importantes que debe contener el historial clínico. Poder acceder a estos datos es un derecho pleno del paciente y se recoge en la Ley de Autonomía del Paciente y en la Ley Orgánica de Protección de Datos.

Las infracciones sobre estos documentos pueden reclamarse. Los centros sanitarios deben considerar los preparativos a posibles reclamaciones por parte de los pacientes cuando reciben una petición de historial clínico.

¿Qué errores médicos se cometen en el historial clínico de los pacientes?

Aunque el historial clínico es un tipo de información confidencial que debería trabajar solo bajo nuestro permiso, control y poder, se han producido muchísimos errores a lo largo de la historia. Estos son los más comunes:

  • Pérdida del historial.
  • Desaparición de pruebas del historial.
  • Aparición de pruebas que no se han hecho sobre el paciente.
  • Violación del secreto profesional. Dar información personal no autorizada a otras personas por parte del médico.
  • Entrega de la historia clínica a otros pacientes.
  • Brindar al paciente un resumen de la historia y luego aportar en los procedimientos judiciales su totalidad.

Como puedes ver, se trata de errores muy simples pero que pueden acarrear graves consecuencias. Es por ello, por lo que la asociación El Defensor del Paciente recibe cada año alrededor de 15.000 denuncias por presuntas negligencias médicas, de las que unas 800 acaban con un resultado de muerte. Y no hablamos únicamente de negligencias producidas en el terreno de las historias médicas, sino también en las listas de espera para ser intervenido.

Sirva el caso de Carmen Flores y su hijo Miguel Ángel, que saltó a los titulares en 2017 por haber estado durante 5 años en una lista de espera antes de ser intervenido por una dolencia en la columna vertebral. Las operaciones le dejaron parapléjico, primero, y tetrapléjico, después. 18 años después, Miguel Ángel murió. Es un caso que se trasladó a la justicia y que fue indemnizado con 12.000 euros, como cuenta Vozpópuli.

Errores médicos con consecuencias ¿qué puede hacer el paciente?

La violación del secreto profesional en las historias médicas puede producirse a través de un hecho tan simple como equivocarse y entregar la historia al paciente equivocado. Por ello, el paciente puede ir por la vía jurisdiccional penal y alegar que el médico dio información sensible a personas que no estaban autorizadas. Así que, para que esto no ocurra, es importante que los médicos se aseguren antes de realizar cualquier acción de que quien reclama la historia es la persona legítima de esos documentos.

El paciente puede apostar por aplicaciones de salud, como Uilyo, para evitar que estos errores ocurran, o al menos tener a su disposición el historial médico. Uilyo funciona como una plataforma de registro de valores médicos, citas, etc., de tal forma que puedes acceder a ella en cualquier momento y lugar para consultarla o anotar un dato. ¿Cuál es resultado final? Caminarás con tu propio historial médico, y el de tus allegados, en el bolsillo. Lo único que necesitas es tener un Smartphone y descargar la App.

Se trata una forma útil, eficaz y sencilla de crear nuestro historial clínico, al margen del que se tiene en nuestro centro médico.

¿Qué estás haciendo para controlar tus datos de salud?

CTA beta uilyo