La pregunta es ¿por qué?, ¿qué hace que esto sea posible?, ¿cómo lo consiguen?, ¿qué poder otorgan?, ¿qué papel cumplen los datos en el cuidado de pacientes y familiares? Hoy, queremos compartir contigo las respuestas a estas preguntas porque creemos que es importante ser conscientes de lo que ocurre en el entorno del cuidado. ¿Sabéis por qué? Porque no hablamos de cualquier cosa, sino que hacemos referencia a la acción que permite el bienestar de las personas.

El cuidado es una actividad cargada de una gran dosis de responsabilidad, por lo que creemos necesario contarte cómo ha evolucionado y cuál es el papel que cumplen actualmente los datos en esta profesión.

El big data llega a la salud

A pocos nos cabe duda de la importancia que van cobrando los datos día a día. Hemos visto cómo su protagonismo se ha ido sumando a todos los sectores, desde el agrícola y el del marketing hasta el legal y el turístico. Hace algún tiempo que el big data, entendido como “el gran volumen de datos, tanto estructurados como no estructurados”, llegó a la salud para ayudar en la detección y el tratamiento de numerosas enfermedades. Big data para la esclerosis múltiple, big data para el cáncer, big data para la diabetes, etc.

Sin embargo, los datos han cobrado importancia en otros aspectos relacionados con el cuidado de pacientes y familiares. Tanto es así que ya se han desarrollado algunas aplicaciones para centralizar toda la informaciónreferente a la salud. Por ejemplo: toma de valores para hacer un seguimiento y almacenar tantos datos como se quiera; recordatorios o avisos que nos permitan recordar la dosis prescrita por el facultativo, las horas en que deben tomarse y las citas médicas; etc.

De este modo, los datos sobre nuestros pacientes y familiares pueden otorgar un gran poder a los cuidadores, pues pueden estar informados en todo momento de las características de su salud, así como de la toma de medicamentos, conocimiento sobre quién está cuidando de ellos, su ubicación, etc. Todo ello, podemos traducirlo en poder, un poder decisión en base a los datos que ya conocemos.

La tecnología nos permite, en este sentido, decir adiós a las preocupaciones. Y tú ¿qué opinas?

Una fusión de dos elementos clave

¿Sabes a lo que nos referimos? Piénsalo por un momento… A lo largo de este post hemos hablado de salud y tecnología, dos puntos diferentes pero con un mismo telón de fondo:  el cuidado. Es a estos dos eslabones a los que nos referimos, pues la unión de ambos es un elemento clavepara la profesión de aquellos cuidadores que trabajan cada día para velar por el bienestar de familiares y pacientes.

La mezcla de datos, tecnología y salud nos permite hacer segmentaciones, predecir necesidades, analizar el estado de salud de pacientes y familiares y, sobre todo, tener el control sobre estos. Nos brinda la posibilidad de actuar en el momento concreto.

¿Crees que nos hemos dejado algún elemento sin mencionar en este combinado de datos, tecnología y salud? Si es así puedes contárnoslo.

Big data para crecer en salud.

El estado de la cuestión

Todo lo que os hemos contado hasta aquí es nada más y nada menos que la situación actual de los avances tecnológicos en relación con la salud y el cuidado de pacientes y familiares. El big data es fundamental en el marco de la cuarta revolución industrial, sobre todo teniendo en cuenta su papel de mejora y eficiencia en el manejo de la información sobre la salud que se genera cada segundo. Gestionar el cuidado de todos los miembros de la familia y estar al día de lo que sucede, incluso superando las barreras geográficas, es una necesidad que vive intrínseca a nosotros. Por ello, la tecnología está cumpliendo un papel esencial de cara a estas necesidades.

“La creatividad requiere tener el valor de desprenderse de las certezas” – Erich Fromm

evolución de la tecnología para el cuidado de familiares y pacientes