Sí, ya sé que puede sonar surrealista, ilógico y todo cuanto se te pueda estar pasando ahora mismo por la cabeza. Acostumbrados a toparnos con titulares del tipo ‘La tecnología afecta a tu salud mental’, resulta complicado hacer un hueco a las ventajas que los avances nos traen consigo.

Estamos en la era digital. Desde que la telefonía móvil irrumpió en nuestras vidas, hemos sido testigos de todos los cambios y transformaciones que se han producido en nuestros hábitos, comportamientos, relaciones… Cambiar siempre es complicado. Acostumbrarse, lo es aún más. Sin embargo, es un punto tan necesario como provechoso.

Este post se ha convertido en el lugar idóneo para utilizar el famoso dicho “Todo en exceso es malo”. La tecnología también lo es. Sin embargo, ¿por qué no aprovechamos sus ventajas de manera consciente y cuidadosa?, ¿sabes cómo puede contribuir al cuidado de tus familiares?

Piénsalo por un momento…

3… 2… 1… ¡Es hora de contártelo!

Así pueden cuidar las aplicaciones de ti

Es un hecho asentado pensar que todos necesitamos a alguien que nos cuide. Cuando presentamos alguna limitación para realizar actividades básicas de nuestra vida, algo tan simple como vestirnos o cocinar, nos convertimos en personas dependientes. Cuando somos niños, por nuestra eterna inocencia o por el proceso de aprendizaje que nos caracteriza, necesitamos el apoyo de nuestros mayores. Sea lo que sea, alguien se convierte en nuestro guía. Un guía de vida, de enseñanza, de aprendizaje, y un guía del camino directo a nuestra supervivencia y bienestar.

Sin embargo, no hace falta ser niño o dependiente para sentir la necesidad de alguien que nos acompañe, que nos preste su atención y que nos cuide. Ya no hablamos de relaciones de amor, ni siquiera de amistad. Hacemos referencia a nuestros hermanos, padres, compañeros. Un simple ‘recuerda que hoy tienes cita con tu médico’ o ‘qué tal te encuentras’ pueden cambiar nuestro humor por un día.

En realidad, la tecnología ha traído consigo aplicaciones que permiten centralizar la información referente a valores médicos, estado de salud de quien te rodea, etc. Algo así como una especie de cuaderno referente a la salud. De manera que resulta inevitable confirmar su contribución al cuidado de las personas. Quizás ella no pueda cuidar de ti, como tal, pero sí facilita que, tus seres queridos, puedan hacerlo mediante sus técnicas.

Ejemplos de cuidado familiar mediante aplicaciones

Como os íbamos contando, las aplicaciones móviles han traído consigo numerosas ventajas de cara al cuidado de nuestros seres queridos. Hoy queremos haceros partícipes de algunos ejemplos reales:

  • Estar al tanto de la salud. Registrar la toma de valores médicos permite centralizar la información en un único lugar y compartirla con quien desees.
  • Gestión del cuidado familiar. Estar al día de todo lo que sucede y superar las barreras geográficas.
  • Recordatorio. Las aplicaciones permiten recordar la toma de medicamentos y citas médicas, así como centralizar el registro de analíticas, conocer el estado de salud de tus allegados, establecer comparaciones de los valores en el tiempo, etc. Del mismo modo, es posible contar con avisos de dosis prescrita por el facultativo, horas a las que debes tomarte el medicamento, citas médicas, etc.
  • Ayuda inmediata. Estar al tanto de los valores médicos actuales permite una ayuda inmediata y necesaria en cada momento que lo necesites.
  • Información a tu alcance. Toda la información de tus familiares queda a disposición de ti, como cuidador o allegado.

Podríamos seguir contándote más ejemplos, pero es tu turno. Reflexiona, piensa y medita sobre qué aportarían este tipo de aplicaciones a tu vida. Si lo deseas, puedes ponerte en contacto con nosotros para contárnoslo.

¿Una conclusión?

En pocas palabras: las aplicaciones móviles contribuyen al cuidado de nuestros allegados, siempre  y cuando las utilicemos con responsabilidad. Acciones tan cotidianas como acudir al médico, tomarse un medicamento o recordar la estatura que tenían tus hijos la última vez que se midieron pueden ser los protagonistas de estas herramientas.

Son las consecuencias de la era digital. Nuestros hábitos pueden mejorar, porque tu bienestar, y el de los tuyos, siempre cuentan.

evolución de la tecnología para el cuidado de familiares y pacientes