Según Iberdrola, la Inteligencia Artificial (IA) «es la combinación de algoritmos planteados con el propósito de crear máquinas que presenten las mismas capacidades que el ser humano». Esta tecnología todavía no la conocemos muy a fondo, sin embargo, desde hace algún tiempo está presente en nuestro día a día. Stuart Russel y Peter Norvig, expertos en ciencias de la computación y autores de Inteligencia Artificial: Un Enfoque Moderno, diferencian algunos tipos de IA:

  • Sistemas que piensan como humanos
  • Sistemas que actúan como humanos
  • Sistemas que piensan racionalmente
  • Sistemas que actúan racionalmente

El papel de la Inteligencia Artificial en la salud

La IA está evolucionando continuamente. Se creó para revolucionar y mejorar toda clase de ámbitos y su desarrollo es fundamental en muchos de estos, entre los que se encuentra la medicina. La medicina es uno de los ámbitos que más se está beneficiando de la Inteligencia Artificial.

A pesar de lo que algunas personas creen, la Inteligencia Artificial no va a quitar el trabajo a los médicos ni los va a sustituir, sino que va a ser un aliado para ellos. Así lo aclara Juan José Cerrolaza, ingeniero e investigador del Laboratorio BioMedIA del Imperial College de Londres cuyas palabras son estas: «La Inteligencia Artificial no va a sustituir a los médicos. Es un aliado».

Con la combinación de algoritmos se salvan vidas todos los días. Se diagnostican enfermedades antes de que sea más tarde, se optimizan servicios de emergencia o se complementa y asiste a los profesionales médicos mientras llevan a cabo sus intervenciones. Además, no solo se tiene por qué utilizar en los centros de salud, también se puede usar desde los hogares de los propios pacientes, ya que no se necesita más que un smartphone.

La Inteligencia Artificial no es una herramienta que únicamente sirva para países desarrollados, sino que también ofrece diagnósticos en países en vías de desarrollo o zonas remotas donde no hay personal médico tan cualificado o especializado.

Algunas utilidades de la Inteligencia Artificial en la salud

  • Prevención de la asfixia neonatal: causa que produce el 23% del fallecimiento del bebé recién nacido. Datos según la OMS.
  • Identificación de enfermedades raras: algunos trastornos genéticos considerados «raros» como el Síndrome de Angelman o el de Cornelia de Lange se pueden identificar a través de la IA. Tanto el uno como el otro dañan la movilidad y el desarrollo intelectual de las personas que los padecen.
  • Detección del cáncer de piel: este tipo de cáncer es uno de los más frecuentes. Por eso se pide y se recomienda siempre la protección solar, así como el control de posibles manchas o lunares cuyo color o forma sea extraña.
  • Cuentacuentos para niños y niñas con sordera: la Inteligencia Artificial también sirve para hacer la vida más agradable. Un caso es el de los niños y niñas que tienen sordera. Existe la aplicación StorySign, diseñada por la Unión Europea de Sordos, la Asociación Británica de Sordos y la empresa china Huawei. Esta aplicación usa conceptos de la Inteligencia Artificial. Entre ellos: el reconocimiento óptico de caracteres y el reconocimiento de imagen. Los utiliza para traducir los cuentos infantiles a la lengua de signos con el fin de que los más pequeños sean capaces de aprender a leer y relacionar conceptos.

El proyecto iFind

Este proyecto de Inteligencia Artificial se creó en Londres con un presupuesto de diez millones de libras. Se centra en el diagnóstico inteligente de imágenes fetales y entre sus aplicaciones principales está ayudar a detectar malformaciones en el feto. Su objetivo es lograr una tecnología con la que se puedan hacer las ecografías correspondientes mediante el uso de la tecnología magnética y las ondas de radio.

La función de este proyecto se puede observar en un vídeo que dura apenas veinticuatro segundos y que se compartió en ChannelMum.com, un portal de bebés. No solo se ve el exterior del bebé, sino que también su interior y el cuerpo de la madre. Todo ello, con una alta calidad. En una sola imagen se ve al feto entero.

Uno de los que ha compuesto el equipo de este proyecto ha sido el doctor David Lloyd, investigador clínico en el Kings College de Londres. El doctor explica al periódico británico Daily Mail lo que se puede apreciar en el vídeo: «Se pueden ver las estructuras internas del cuerpo, independientemente de si hay hueso, músculo o grasa en el camino; y en algunos casos puede darnos incluso imágenes más detalladas que una ecografía»[1]. Además, añade que es importante que se destaque que las técnicas que se utilizan para lograr estas imágenes son unas de las pocas que son seguras durante el embarazo.

CTA beta uilyo