El bienestar es el fin último que buscamos todos para garantizar una vida feliz y saludable. Todos queremos ser felices, todos queremos estar sanos, pero ¿a qué precio? En el mundo existen millones de personas dependientes que necesitan ayuda y un acompañante de por vida para hacer tareas que cualquiera haría sin necesitar de nadie. Pero así es la vida, que te elige para sus caprichos y no te suelta. Las personas con dependencia tienen necesidades que la tecnología ayuda a cubrir.

De esto queremos hablarte hoy. ¿Por qué no vienes con nosotros?

La tecnología y las personas dependientes

Sea por las aplicaciones móviles, sea por los avances en investigación del Alzheimer o el Síndrome de Down, o sea por cualquier otra cosa, la tecnología y la informática intervienen en el cuidado de las personas dependientes. Sus necesidades no son siempre las mismas, porque todo depende de cada persona, pero la mayoría coinciden en determinadas características:

  • Atención.
  • Asistencia de calidad.
  • Suministro de medicación.
  • Ayuda para realizar sus tareas básicas.
  • Medios de transporte aptos para desplazarse con seguridad.
  • Cobertura sociosanitaria.
  • Eliminar o sustituir los obstáculos que puedan suponer un hándicap en su entorno, como las escaleras.

Estas son algunas necesidades comunes entre las personas con dependencia, y ¡ojo! No nos referimos solo a personas mayores, aunque sabemos que forman el gran porcentaje de la dependencia. Todos podemos manifestarla a cualquier edad.

Tener los datos de los pacientes a mano

Quizás no deberíamos hablar tanto de personas dependientes sino de cuidadores, familiares, amigos u otros allegados. Programas u organizar las tareas para su efectiva realización se convierte a veces en una acción pesada. Para que nada se te escape de las manos, algunas aplicaciones ya permiten registrar cualquier dato acerca de la salud y el cuidado en ellas. El objetivo es acudir a dicha información en cualquier y momento y lugar, y compartirla con tus allegados de interés. Se trata de una especie de historial médico que siempre viaja contigo en el bolsillo. Es así como muchas personas están garantizando mayor seguridad a sus pacientes o a otros dependientes que tienen a su cargo.

Pese a ello, los profesionales del cuidado siempre promueven la autonomía personal de las personas dependientes, porque confían en sus posibilidades. Desde luego, esto también depende del grado de dependencia de cada uno. Según el INE (Instituto Nacional de Estadística), “el porcentaje de personas mayores de  65 años va a pasar del 18,2% actual al 24,9% en 2029”.

Faltan 10 años hasta entonces, así que tenemos un largo recorrido para cuidar de la mejor forma posible. ¿No crees?

Cuidar de las personas dependientes es más fácil con la tecnología

Aunque la dependencia se manifiesta de maneras muy diferentes, el cuidado siempre es necesario. Puede que sea física, psíquica o dependiente por otras causas sociales, pero la labor de los cuidadores nunca deja de ser esencial. Imagina qué pasaría si una persona con Alzheimer estuviera desatendida. Probablemente, desapareciera.

Piensa por un momento que vas caminando por la calle y un desconocido te frena y te dice “¿qué tal? ¡Cuánto tiempo! ¿No te acuerdas de mí?”. Esa sensación de querer recordar y no encontrar la manera ni el hilo de nuestros recuerdos es la que acontece cada día y cada hora en la memoria de estas personas dependientes. Así que, la tecnología ha venido a hacernos y hacerles el camino más fácil.

La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda  cómo la cuerda para contarla” – Gabriel García Márquez

CTA beta uilyo