Os hablamos de un apoyo a la memoria. La respuesta a esta pregunta es ‘sí’. Un hecho tan simple y cotidiano como recibir recordatorios sobre la salud como tomar el medicamento puede convertirse en un hándicap de nuestro día a día. Lo sabe quien lo vive a diario, y son conscientes quienes tienen a su cargo la responsabilidad sobre sus pacientes o familiares. A veces, incluso lo tenemos tan preestablecido que ni siquiera nos planteamos cómo podríamos mejorar este proceso. ¿Existe alguna manera de recordar cuándo tengo que tomar un medicamento?

Tratemos este tema.

Es importante no olvidar la toma de medicamentos

Ya lo sabéis, no se trata de un juego. Por ello, toda ayuda que pueda venir de la mano de la tecnología puede ser buena. Si tomar un determinado medicamento ya es importante de por sí, imagina lo que puede suponer un descuido u olvido. Recuerda que si lo estás tomando es por  alguna razón, pues necesitas obtener los mejores resultados posibles del tratamiento.

El papel de los avances tecnológicos en la salud se está manifestando de diversas maneras. Hasta ahora, era común encontrarnos con páginas en internet que dedicaban sus espacios a titulares el tipo “Consejos y métodos para recordar que tienes que tomar los medicamentos”. Y, mejor aún, venían desencadenados por ideas como: “ponga un gráfico en la pared con los nombres de los medicamentos, la dosis y el momento del día en que tiene que tomarlos”, o “compre un pastillero que indique los días de la semana y las horas del día”.

Métodos y aspectos tan básicos y sencillos como estos conseguían facilitar las tareas de memoria de cara a la toma de medicamento, pero la verdad es otra. Un pastillero o una anotación no van a avisarte por sí solos. Tradicionalmente, no hacía falta buscar en internet estos consejos para saberlo, pues eran ideas que ya teníamos concebidas. A modo de ejemplo, todavía recuerdo cómo algunos familiares entraban en estado de preocupación cada vez que abrían su cajetín de pastillas y observaban la dosis del día anterior.

Alarmas, llamadas, anotaciones en la pared… Eran tantos y tan diversos los métodos y alternativas que utilizaban, que yo me preguntaba si era necesario tanto ‘numerito’. Supongo que en aquel momento sí, pero hoy no lo creo.

Los métodos han cambiado

La tecnología ha  alcanzado prácticamente a todos los aspectos y sectores de nuestra vida. El deporte, los juegos, la nutrición, el trabajo, el transporte, etc. La salud no podía ser menos, y ya no me refiero únicamente al aspecto más profundo, como pueda ser su intervención en una determinada enfermedad, sino también al registro de valores, recordatorios de citas con el médico, toma de medicamentos, etc.

Las aplicaciones móviles están ganando terreno en este sentido. Tanto que, quizás, algún día ya no hablemos solo de tomar medicamento con agua, cada ocho horas, en el desayuno, en la comida y en la cena. Puede que añadamos un ingrediente más: recuerde la toma de su medicamento con tal aplicación.

Los expertos pautan los fármacos siguiendo un estricto orden, y los pacientes no pueden modificarlo a su antojo. Es más, deben respetarlo. Los profesionales en desarrollo de tecnología han tenido en cuenta este aspecto, de manera que han puesto a nuestra disposición algunas aplicaciones que brindan la posibilidad de automatizar este tipo de acciones.

¿Una recomendación?

Estamos acostumbrados a encontrarnos con múltiples maneras de aprovechar la tecnología para mejorar los negocios, la economía, las actividades deportivas, nuestras relaciones con los demás, pero ¿y la salud?

En el entorno social en el que vivimos actualmente resulta inevitable, para la mayoría, prescindir de un teléfono móvil. ¿Por qué no aprovechamos este factor para controlar nuestra salud? Sirva la metáfora: llevar nuestra salud en el bolsillo.

Internet nos aporta la conectividad, de manera que una simple aplicación nos puede hacer estar al tanto de nuestros allegados y registrar todo tipo de información y valores. Nuestra calidad de vida siempre puede mejorar.

Y tú ¿qué papel crees que juega la tecnología en la salud?

evolución de la tecnología para el cuidado de familiares y pacientes