Los teléfonos móviles son las navajas suizas de nuestra generación. Una generación condicionada por las nuevas tecnologías, y que evolucionan al ritmo que éstas van marcando. Nadie duda de los beneficios que han traído consigo las nuevas tecnologías, pero su mal uso o su uso indebido han hecho crecer el porcentaje de personas afectadas no solamente por dolencias físicas –que cada vez hay más–, sino que también por enfermedades y trastornos mentales asociados a los smartphones.

4 enfermedades y trastornos mentales asociados a los smartphones

Nomofobia

Estás saliendo de casa, apuradísima y cuando estás a punto de coger el autobús te acuerdas de que te olvidaste el teléfono móvil en casa. ¿Qué es lo que harías? Seguramente volverías a casa a por él. Y no solamente tú, sino que la gran mayoría de nosotras lo haría. La nomofobia – acrónimo del inglés no-mobile phone phobia– es un trastorno de ansiedad que viene a ser el miedo irracional a salir de casa sin tu móvil y la incertidumbre e inseguridad que esta situación te genera.

Nos da la sensación de que sin el teléfono móvil estamos desnudos y en algunos casos, puede generar situaciones de angustia, ansiedad y estrés. Estas situaciones se dan cuando olvidas o pierdes tu smartphone, o simplemente al quedarte sin batería, cobertura o datos.

Culpabilidad digital

A día de hoy es complicado pasar un largo rato sin consultar el teléfono móvil y, sobre todo, si tu trabajo depende de ello. Con los teléfonos móviles las barreras tanto geográficas como temporales han ido desapareciendo en cuanto hablamos de trabajo. Esto supone, en muchos casos, la necesidad imperiosa de tener que contestar un mensaje al momento por que sino nos puede generar lo que se está conociendo como culpabilidad digital.

El problema es que una vez que salimos del trabajo es complicado no atender a esas tareas, llamadas y demás cuestiones, ya que llevamos con nosotros constantemente el teléfono móvil encima. Estas situaciones pueden generar muchas situaciones de estrés y dependencia que pueden conllevar al desarrollo de otras patologías.

Síndrome de la vibración fantasma

¿Nunca te ha sucedido que revisas tu smartphone convencidísimo de que te ha vibrado? Seguro que sí, y de lo que también estoy seguro es de que te ha ocurrido más de una vez. El Síndrome de la Vibración Fantasma se genera por un uso excesivo del teléfono móvil que hace que el cerebro se anticipe a un potencial estímulo que está esperando. Esto es, estamos constantemente esperando mensajes o notificaciones de lo que sea, y eso nos genera una adicción y tenemos a nuestro cerebro en tensión constante.

Trastorno del sueño

La luz de las pantallas LED afecta a la producción de la hormona del sueño, la melatonina, que hace de esta manera más complicado conciliar el sueño. Casi todos nosotros lo último que vemos antes de dormir es nuestro teléfono móvil, lo que nos hace descansar peor, nos puede generar dolor de cabeza y nos afecta al día siguiente en cuestiones de concentración.

Bastante mejor que tener que pasar por tratamiento para combatir estos problemas, es el anticiparte y prevenir su posible desarrollo. Puedes tener mil razones para revisar el teléfono móvil: desde saber a donde vas hasta estar informado de la salud de tus familiares. Sea cual sea tu motivo o justificación, procura no autoengañarte y se consciente de cuál es el uso que le das y de qué forma.