A la gran mayoría de nosotros nos han sermoneado alguna vez de lo fácil que era la vida sin teléfonos móviles y de lo bien que se habían arreglado para llegar a la tercera edad sin ellos. Ninguno de nosotros necesitamos imperativamente el móvil para sobrevivir, pero somos conscientes –en muchos casos incluso dependientes– de las facilidades y ventajas que nos aportan a nuestro día a día. El reto consiste en introducir a las personas mayores en el uso de los Smartphones, que, si ya solamente con los teléfonos móviles resultaba complicado, con estos últimos debemos intentar que no lo sea tanto como pueda aparentar. Es por eso que aquí tienes una serie de consejos y aspectos a tener en cuenta para elegir el mejor Smartphone para personas mayores.

Consejos para elegir el mejor Smarphone para personas mayores

Antes de elegir un Smartphone para alguien de la tercera edad, pregúntales –si es que ha tenido experiencias previas con teléfonos móviles o tradicionales– cuáles aspectos son los que más les han molestado, qué es lo que más les ha gustado de sus anteriores experiencias y qué es lo que les resulta más complicado de entender o utilizar. Al final cada persona presenta diferentes dificultades: hay quien no ve bien las pantallas, o quién no tiene mucho interés en los Smartphones y prefiere un móvil tradicional, o quien está realmente interesado en aprender, pero se le hace complicado comprender el funcionamiento de los dispositivos móviles.

Hay muchos factores a tener en cuenta, pero sobre todo si es la primera vez, las personas mayores deben tener presentes tres aspectos básicos a la hora de elegir el mejor Smartphone.

Tres aspectos básicos e imprescindibles para elegir un Smartphone

  • El diseño debe ser sencillo e intuitivo: Aunque a nosotros su uso nos resulte algo casi natural, para ellos puede ser un verdadero laberinto. Hay teléfonos que vienen diseñados de fábrica explícitamente para los mayores, pero sino, existen aplicaciones que optimizan el interfaz de cualquier dispositivo móvil como Wiser, Big Launcher o Simple Senior Phone.
  • Buena visibilidad de la pantalla: Los problemas de visión en la tercera edad son muy comunes. Aunque a ti te parezca que se distinguen bien los elementos de la pantalla, nunca des nada por sentado. Los botones y la pantalla deben ser grandes –4’5 y 5’5 pulgadas– o si no, hay también aplicaciones que cuando pulsen un botón, el móvil les dice de manera audible que están pulsando para que no cometan errores.
  • Busca el teléfono que tenga la mayor autonomía posible: buscamos facilitarles el uso de los Smartphones, no generarles una preocupación extra por estar pendientes constantemente del estado de la batería.

Conseguir un teléfono que cumpla estás características hoy en día es relativamente sencillo, pero hay que tener en cuenta estos sencillos e importantes factores. Además de estas características que acabamos de ver, conviene tener en cuenta estas otras, que, si bien no son tan prioritarias, sí que debemos acordarnos de ellas.

Otros aspectos a tener en cuenta

  • Procura que el dispositivo tenga el volumen de llamada y el de conversación altos, o que se le puedan conectar unos audífonos.
  • Tener un menú de marcación rápida les facilitar el uso para ponerse en contacto con sus personas querida o con los servicios de asistencia, ya sea para uso diario o para emergencias. Es muy importante que la función principal, la de comunicarse, se haga de la forma más sencilla y rápida posible.
  • Que el terminal sea resistente. Generalmente los teléfonos que están pensados para personas mayores suelen tener un diseño robusto. Si no es el caso, con una buena funda se puede solventar el problema.
  • Aunque casi todos los Smartphones permitan esta acción, procura que el texto de la pantalla sea ajustable a las necesidades del usuario.

Recuerda, ten en cuenta las necesidades que pueda presentar cada persona y procura que tenga las facilidades para que su uso no sea un engorro. Los Smartphones despliegan ante todos un amplio abanico de opciones, y en el caso de los de la tercera edad, pueden facilitar su cuidado y seguimiento, así como nuevas alternativas de ocio saludable.