Los ciudadanos del mundo nos encontramos constantemente amenazados por el dolor, el peligro, el riesgo, la incertidumbre y el olvido, pero estamos a un paso de convertir estas amenazas en una oportunidad.

La clave se encuentra en la tecnología, tan decisiva como creativa en el sector de la salud. Su aportación en el diagnóstico y el tratamiento del cáncer, su ayuda para combatir el virus del zika, y hasta su relevancia en la prevención de determinadas enfermedades son la manifestación más inherente de su papel en la salud. Pero ¿qué tal si miramos esta reflexión desde otro punto?, ¿qué tal si adoptamos una mirada más cotidiana?

Te contamos cómo hacerlo.

Afrontar preocupaciones cotidianas con la tecnología

Nos referimos a ese constante vaivén de incertidumbre que acecha a los cuidadores de pacientes, familiares, o incluso a los propios padres cuando no recuerdan algo tan normalizado como la próxima cita con su médico, el nivel de glucosa en sangre, la estatura de sus hijos, el medicamente que deben tomar, etc. Por suerte, algunos expertos con un amplio conocimiento tecnológico han conseguido desarrollar aplicaciones con la mirada puesta en las preocupaciones cotidianas.

¿Alguna vez os lo habíais imaginado? A veces, enfocamos tanto nuestro pensamiento en buscar soluciones a problemas complejos, que olvidamos resolver aquellos más leves. Este puede ser un perfecto ejemplo de ello, pues se trata de utilizar la tecnología para cuidar no solo de nuestra salud, sino de la de todas aquellas personas que tenemos a nuestro cargo, o simplemente que forman parte de nuestro entorno más cercano.

De este modo, solo nos queda decirte que el dolor, el peligro, el riesgo, la incertidumbre y el olvido son acciones y sentimientos con una solución a nuestro alcance.

3 razones que indican la relevancia de la tecnología en la salud

Algunos de ellos ya los hemos mencionado, pues es innegable la aportación que ha hecho la tecnología en la salud a nivel de prevención, cura y control de los valores médicos. Sin embargo, existen tres razones destacables en su relevancia para el sector. Te las contamos a continuación:

  • Reduce y elimina los obstáculos. Por poner un ejemplo, hace algunos años, cualquier tipo de catarata o artritis hubiera impedido llevar una vida normal. Sin embargo, la tecnología nos ha llevado a ser conscientes de que esto es prácticamente imposible en la actualidad.
  • Mayor eficiencia en la atención a los pacientes. La tecnología ha hecho de este proceso una acción más segura, más fiable y más sencilla. Cualquier duda que pueda surgirte no encontrará barreras para ser consultada y resuelta en cualquier momento.
  • Unión sólida entre la ciencia, la tecnología y la salud. Permite una mayor destreza y claridad en los procesos internos de aquellos lugares en los que convergen estos tres factores.

Es importante dejar de lado el miedo a la innovación para comenzar a buscar iniciativas tecnológicas que sirvan para mejorar la salud.

Esta es nuestra conclusión, ¿cuál es la tuya?

“Uno no escribe para enseñar nada, escribe para aprender, para intentar poner un poco de luz en las tinieblas de lo que somos”. Ese es el objetivo principal de este post, aprender de la tecnología, de su incorporación en la salud, de adoptar nuevos enfoques que nos permitan ver esta confluencia desde el punto de vista cotidiano, y de mostrar que no existe una única forma de utilizar la tecnología en el sector de la salud.

Los avances tecnológicos han alcanzado a todos los niveles del sector, de manera que ya existen sistemas capaces de centralizar todo tipo de valores médicos, lo que nos brinda control y seguridad. Los cuidadores de pacientes y familiares son dos de las principales profesiones que están experimentando el cambio, pues este tipo de herramientas aportan un lugar perfecto para gestionar el cuidado y estar al día de lo que sucede.

evolución de la tecnología para el cuidado de familiares y pacientes