Cuando decides anotar un dato en aplicaciones de cuidado, inevitablemente, abres una puerta hacia otro mundo. Abres la puerta al control, a la seguridad y a la transparencia. En internet hay infinidad de manuales para cuidar de bebés, de ancianos, de perros, de gatos… No es casualidad. Es que el cuidado es una acción tan necesaria como decisiva. Todos cuidamos de nosotros mismos para poder cuidar después de otros. Es una necesidad intrínseca al ser humano, es una forma de decir a los demás ‘puedes contar conmigo’.

Sin embargo, muchas personas se encuentran con dos hándicaps: el tiempo y la desorganización.

¿Cómo pueden resolverlos? Para brindarte una respuesta a esta pregunta es necesario agarrarnos de las aplicaciones móviles, por tratarse del sistema más apropiado para apoyarnos en cualquier momento y lugar.

Cuidarse con una aplicación, ¿es posible?

Puede que nunca lo hayas pensado, pero tu vida puede mejorar gracias a la usabilidad de algunas Apps. Y ya no hablamos solamente de aquellas encaminadas a mejorar tu dieta, tu físico, o tu bienestar mental, sino que vamos más allá. Nos referimos a aplicaciones que gestionan el cuidado propio y familiar mediante la disposición inmediata de los datos sobre la salud. El cuidado puede ser organizado y gestionado con éxito.

Vayamos al grano.

En este título hemos condensado uno de los debates más importantes de nuestro tiempo. Mientras disfrutamos de los avances tecnológicos que nos trae internet, ¿estamos aprovechando nuestra manera de organizar la información? Piénsalo por un momento. La vida es un transcurso, un proceso en el que vamos creciendo y donde las respuestas van llegando. Estamos viviendo la revolución de un mundo tecnológico en el que actuamos como esponjas que absorben toda la información.

A lo largo de los años, hemos ido interiorizando que los avances tecnológicos pueden ser una buena herramienta. Por eso, no es casualidad que cientos de personas ya se hayan unido al cuidado propio y ajeno desde una simple aplicación.

Así que, a la pregunta que encabeza este apartado solo podemos responder con un SÍ.

Los límites los pones tú 

En este tipo de herramientas, el poder lo tienen las personas registradas. Nadie más que ellas establecen el acceso a los datos de su salud de una forma sencilla. Todo comienza con un registro, un nombre, unos apellidos… Y acaba con el control absoluto de nuestra propia historia médica. Sus usuarios han conseguido romper con los problemas del tiempo y la desorganización, porque saben que recordar tantos datos sobre citas, medicamentos, horarios, fechas, valores médicos, recetas, etc., es una tarea compleja.

Además, otra de las grandes ventajas de este tipo de aplicaciones es que logran superar cualquier barrera geográfica, pues gracias a sus posibilidades, permite conocer el estado de salud de tus allegados estés donde estés.

¿Estás preparado para cuidar de ti y de los tuyos?

Cientos de aplicaciones se desarrollan cada año con un nuevo objetivo, pero muy pocas han puesto el foco en la solución de un problema que nos estresa a todos: la organización de las tareas sobre la salud. Más aún cuando se trata de familiares o pacientes enfermos que tenemos a nuestro cargo, pues las cosas que debemos de tener en mente son muchísimas, y la responsabilidad es mayor aún. La consulta de los datos se vuelve mucho más ágil y rápida y aumenta la seguridad tanto de las personas, en general, como de la medicación, en particular.

No tenemos nada que perder, sino mucho que ganar. En Uilyo estamos convencidos de que todos podemos planificar mejor nuestras tareas para vivir con tranquilidad. Nosotros somos quienes te lo contamos, pero solo tú puedes decidir hasta dónde quieres llegar.

CTA beta uilyo