¿Desde cuándo la distancia es un problema? ¿Desde cuándo unos cuantos kilómetros impiden hacer lo que deseamos? ¿Estás lejos de tus seres queridos y tienes que llamar o escribir constantemente para saber cómo están? ¿Tienes un familiar enfermo y te gustaría saber su estado de salud sin tener que preguntar constantemente?

Preguntar es desde siempre la vía más rápida y directa para resolver cualquier duda, pero cuando se trata de salud, a veces, nos resulta molesto preguntar a cada rato. Está bien hacerlo por la muestra de preocupación y cariño que proyecta, pero hacer un seguimiento de estos datos puede ser más fácil de lo que parece.

¡Acompáñanos y descúbrelo con nosotros!

Conocer el estado de salud de tus seres queridos

Nadie puede imaginar lo que se siente cuando estás a kilómetros de distancia de tus familiares y alguien se debate entre la vida y la muerte. Nadie, excepto los que lo han vivido. Y no hace falta estar lejos para sufrirlo, pero, en cualquier caso, la incertidumbre del ‘cómo le irá’ se adueña de nuestra tranquilidad.

Pase lo que pase, tarde o temprano, la información llegará a ti. Nuestro afán por contártelo en este post viene porque tenemos la oportunidad de acabar con esta incertidumbre. Conocer el estado de salud de nuestros seres es un plus para nuestro bienestar, y si estos, además, no tienen ningún problema importante, ya ni te cuento.

Y no se trata únicamente de saber qué tal están nuestros familiares, amigos o pacientes, sino de mantener el control y hacer un seguimiento natural de las sorpresas que les va trayendo la vida en cuestiones saludables, para bien o para mal.

La pregunta que hoy te hacemos es la siguiente: ¿por qué vives con esta incertidumbre pudiendo vivir tranquilo?

Olvídate de las preguntas constantes

Preguntar ‘qué tal estás’ se ha convertido en un tópico para el que, a veces, ni siquiera esperamos respuesta. Es una especie de ‘hola’ o saludo alegre con el que damos por hecho tu bienestar. Queremos compartir contigo el papel de la tecnología y las aplicaciones móviles desde este lado porque sus posibilidades tienen mucho que ver con esto.

Aplicaciones como Uilyo ya permiten que cada usuario, como tú y como tus familiares, creéis una especie de red de registros en la que cada uno de vosotros podéis anotar los valores médicos que queréis. Por ejemplo: el nivel de glucosa en sangre que han obtenido de tu último análisis. De esta forma, a lo largo del tiempo vamos creando un historial médico propio que puede servir de gran ayuda tanto a corto como a medio y largo plazo.

Y lo mejor de todo es que tendrás acceso también al de tus seres queridos: sus citas con el médico, el nombre de la persona que está a su cargo en este momento, el peso de tus hijos, su comparación en el tiempo, etc.

¿Quieres estar al tanto de la salud?

La tranquilidad y la incertidumbre son dos objetivos prioritarios en la vida de todo ser humano, y no solo lo decimos nosotros, sino que las necesidades de la sociedad también lo piden a gritos. En los últimos años, parece que la tecnología se ha convertido en el ingrediente prioritario para solucionar cualquier tipo de problema o para cubrir las distintas necesidades. En el terreno del conocimiento del estado de la salud, desde luego, sí.

Así que, querido lector, si quieres estar al tanto de la salud, estés donde estés, con solo entrar en una aplicación de tu teléfono móvil, Uilyo puede ser un buen lugar para quedarte.

Piénsalo.

CTA beta uilyo