¿Acabáis de ser padres y queréis diseñar desde cero el historial médico de vuestro bebé? En este caso, tenéis dos caminos: depender de la historia clínica que se va a ir generando con los años en las organizaciones médicas a las que acudáis con vuestro hijo, o comenzar desde ya a registrar automáticamente cualquier valor médico acerca de su salud, independientemente de si acudís, o no, al médico.

Si deseas conocer cómo funciona la segunda opción, este puede ser un buen momento para acompañarnos.

¡Comenzamos!

El valor del seguimiento en la salud

La evaluación de nuestra salud depende del seguimiento. Por eso, hoy queremos hacer hincapié en su importancia y en cómo hacerlo. En la actualidad, muchos padres se preguntan cómo llevar el control de los valores médicos de sus hijos, un interrogante que puede ser fácilmente resuelto con las tecnologías actuales.

Hablamos de aplicaciones móviles de cuidado de familiares, unas herramientas que han puesto su atención en el registro y centralización de cualquier dato médico. Cuando se trata de nuestro bebé, la preocupación aumenta, pues queremos lo mejor para él. Creemos firmemente que el valor del seguimiento de la salud de nuestros hijos no tiene precio.

¿Quieres saber cómo funcionan estas aplicaciones?

10 formas de contribuir la tecnología al cuidado de nuestro bebé

Acudir al pediatra se ha convertido en la primera toma de contacto de las personas con el sector de la salud. Desde que nacemos, nuestros padres nos cuidan y velan por el bienestar. Resulta casi inexplicable la importancia que cobran aspectos tan esenciales como el color de la piel, la estatura, la administración de vacunas pertinentes, el desarrollo psicomotor, el nacimiento de los dientes, el peso, la frecuencia cardíaca, la respiración, etc. ¿Cómo puede ayudarnos las aplicaciones a hacer un seguimiento de estos valores?

  1. Con el registro de cada valor médico en una aplicación especializada.
  2. La capacidad de tener a nuestro alcance en cualquier momento esta información.
  3. La ruptura de las barreras geográficas en cuestiones de salud.
  4. La tranquilidad y la eliminación de la incertidumbre.
  5. La independencia con nuestro centro sanitario en cuando a la historia médica, pues nosotros estaremos realizando la nuestro propia.
  6. Historial médico más completo, pues podrás anotar el peso, la estatura u otros valores que se hayan medido fuera del centro.
  7. La anotación de la próxima revisión o toma de medicamentos.
  8. Incluso puedes establecer un calendario de embarazo antes de que este nazca.
  9. Comparar el estado actual de tu bebé con el de hace unas semanas o meses, de manera que te conviertes en un testigo directo de su crecimiento.
  10. Podrás acceder rápidamente a la historia médica de tu bebé en caso de que le ocurra algo lejos de casa, tal y como en unas vacaciones.

Y, lo más importante, podrás prevenir o detectar dificultades a tiempo en su desarrollo. Tú eres su pilar fundamental, ¿por qué no hacerlo de la manera más completa?

¿Qué datos se irán generando en el centro sanitario?

La aplicación se convertirá en una especie de base de datos de tu hijo, de manera que estará alimentada por todos los valores que vayan generándose a lo largo del tiempo.

A partir del cuarto día de vida se comienzan a realizar las primeras visitas al médico para hacer la segunda prueba del talón. A los quince días, se comprobará el estado general del bebé, el cordón umbilical, la piel, etc. Al mes, se produce su primera toma de contacto con el pediatra para explorarlo. Es a los dos meses cuando se vuelve a pesar, medir y explorar. Y así durante los próximos meses del año.

¿imaginas cómo sería crear el historial médico de toda una vida? Piénsalo.

evolución de la tecnología para el cuidado de familiares y pacientes