Una de nuestras principales preocupaciones en la vida es la salud, por no decir la más importante. No es para menos, pues de ella depende, en gran medida, nuestro bienestar y todo aquello que queramos hacer. Si cuidar de las personas es ya una tarea importante de por sí, imagina lo que significa hacerlo con un familiar enfermo. Las personas necesitamos de las personas, sobre todo cuando nuestro valer se vuelve dependiente.

Más allá de la propia salud, el cuidado familiar reside en valores emocionales que nos empujan a la acción. Trabajamos y nos esforzamos por ayudarles, para contribuir a su bienestar y para lograr que, en la medida de lo posible, nuestros familiares se recuperen de este duro proceso.

En este post queremos hablarte de cómo garantizar su bienestar gracias a las aplicaciones.

La información es poder

Nos encontramos sumergidos en la Era de la Información. El big data parece haber llegado también al terreno de la salud, de manera que las aplicaciones que se están desarrollando en este ámbito han tenido muy en cuenta este fenómeno. La centralización de la información y la capacidad de acceder a los datos de nuestros familiares en cualquier momento y lugar son ya dos opciones posibles.

Si la información es poder por sí sola, imagina cuánto significa en el terreno de la salud. Y es que, llevado al lado más extremo, el control y el poder sobre los datos no solo puede mejorar la calidad de vida de otras personas, sino también salvarlas.

¿Imaginas cómo sería poder anotar cualquier valor médico? ¿Cómo crees que cambiarían tus formas de cuidado? ¿En qué puntos mejoraría? ¿Estás utilizando algún sistema parecido?

El control de los valores médicos

Por lo general, cuando se padece una enfermedad aumenta el número de visitas que hacemos a nuestro médico. Primero se detecta, después se trata, y más tarde, cuando logramos recuperarnos, acudimos a las revisiones. En definitiva, las citas se vuelven un plan más de nuestra agenda. Imagina por un momento la cantidad de datos que se pueden generar en estos encuentros (análisis de sangre y sus respectivos valores, pérdidas o ganancias de peso, etc.).

Las aplicaciones móviles nos permiten anotar de una manera sencilla y rápida toda esta información para mantenerla organizada y controlada en un lugar seguro. Basta con llevar el teléfono móvil en el bolsillo para crear tu propio historial médico y poder hacer un seguimiento y evaluación del enfermo.

En definitiva, lo que estos sistemas nos están aportando es control, poder, la eliminación de la incertidumbre, y la aportación de la tranquilidad.

Como conclusión

¿Cuál es el resultado? Puede que la recuperación de un familiar enfermo no dependa estrictamente de nosotros, pero nuestro papel tiene mucho que ver en sus vidas. Somos las personas encargadas de brindarles tanto apoyo emocional como físico. Para empezar, la anotación y organización de todos los valores médicos nos ayudará a saber cuál es el estado en el que se encuentra, cómo va cambiando con el paso del tiempo, y a adaptar nuestras acciones de cuidado sobre el mismo.

El objetivo principal de estas aplicaciones es mantener el control en el cuidado familiar, y sus ventajas están siendo significativas en este terreno, sobre todo cuando se trata de enfermedades demenciales. ¿Cómo controlas a una persona con Alzheimer? ¿Cómo sabes quién la está cuidando? En este sentido, estas aplicaciones se convierten en una herramienta muy útil no solo para el cuidado de familiares sino también para el de pacientes.

En este post hemos querido reflejar una realidad que se gesta día a día alrededor de nosotros. En un mundo cada vez más digitalizado, la tecnología ha encontrado un hueco para el cuidado familiar.

Cuida de ellos y estarás cuidando de ti.

evolución de la tecnología para el cuidado de familiares y pacientes