Las recetas médicas son ese chute de buenas intenciones que lucha contra nuestro malestar en forma de pastillas, jarabes, cápsulas o inyecciones.

A lo que iba.

En palabras de expertos, “las recetas médicas son esos documentos de carácter sanitario, normalizados y obligatorios mediante los cuales los médicos, odontólogos o podólogos prescriben a los pacientes los medicamentos o productos sanitarios sujetos a prescripción médica, para su dispensación por un farmacéutico en las oficinas de farmacia y botiquines dependientes de las mismas”.

Todos las hemos tenidos en nuestras manos alguna vez, aunque, cada vez es más común hablar de recetas electrónicas y no tanto de las físicas. Al margen de este detalle, forman parte de nuestras gestiones médicas, pero una parte importante y decisiva. Gracias a las recetas, los pacientes pueden obtener el medicamento que necesitan. Son órdenes médicas que pasan directamente a las farmacias, pero donde tú eres el destino final.

¿Cómo estás gestionando estos documentos? ¿Recuerdas todos los medicamentos que has tomado? ¿Y los que toman tus familiares? ¿Qué haces cuando necesitas saber el nombre de un determinado tratamiento? ¿Buscas y das la vuelta entera a tu botiquín?

El origen de una historia

En este preciso momento hay en el mundo millones de personas cuidando de otras. Hermanos, hijos, padres, madres, amigos, abuelos, pacientes… Sea por cáncer, sea por Alzheimer, o por cualquier otra pesadilla, la vida de muchas personas se ve truncada. Citas médicas, recetas, revisiones con el médico, terapias, tratamientos, horas de toma de medicamentos…

Hasta hace pocos años, ninguna herramienta del mundo era capaz de imaginar una manera de organizar todo eso que implica el cuidado de un enfermo con el resto de la familia para que todos estuvieran al tanto de su evolución. Sin embargo, algo ha cambiado. Alguien decidió soñar despierto para hacer de esta idea una realidad, una especie de aplicación que hoy se manifiesta bajo el nombre de Uilyo.

Entonces ¿qué puedes hacer para centralizar las recetas?

Es muy sencillo. Muchas personas han apostado ya por Uilyo. ¿Sabes por qué? Porque no cuesta nada y porque sus ventajas pueden ser decisivas para la salud de las personas. Con solo descargarse la aplicación o acceder a la plataforma web y registrarse pueden comenzar a anotar sus valores médicos y crear una red con quienes ellos quieran. De este modo, tendrán acceso también a la información de sus amigos, familiares o pacientes.

Es la forma más sencilla y rápida de centralizar la información sobre las recetas y de todo aquello que conlleva el cuidado de una persona.

¿Cómo se organiza la gente en la actualidad?

Los creadores de Uilyo lo han investigado y se han dado cuenta de que la mayor parte de la gente se organiza con calendarios normales, tanto online como offline. La función social y humana son esenciales en el funcionamiento de esta aplicación, pues no solo sirve de apoyo a la tranquilidad, a la incertidumbre, al control y a la organización, sino también a las garantías de poder recurrir a tiempo a los datos en un momento de urgencia y de velar por el bienestar de las personas.

De este modo, podemos comparar datos en el tiempo y acudir a nuestro médico si observamos algún cambio drástico en nuestros valores. ¿Qué te parece esta iniciativa? ¿Crees que puede servir de gran ayuda en tus circunstancias actuales?

Prueba y no te quedes con la duda, pues ninguna aplicación exige registrarse de por vida.

CTA beta uilyo