Las cuidadoras de ancianos o de personas discapacitadas tienen una gran responsabilidad. En muchas ocasiones, son el motor, los ojos y las piernas que mueven a sus pacientes para desarrollar su vida con menor dificultad. Las personas dependientes necesitan alcanzar su bienestar, un objetivo por el que las cuidadoras realizan diversas tareas.

¿Dónde deben poner el foco? ¿Cuál es la labor más importante? ¿Son empleadas del hogar?

En este post queremos resolver todas tus dudas. ¿Vienes con nosotros?

6 tareas principales de las cuidadoras a domicilio  

Llega un momento en la vida, sobre todo cuando traspasamos la barrera a la tercera edad, que necesitamos el cuidado. Nuestra vida experimenta un cambio y nuestros familiares nos prestan más atención. Sin embargo, no todo el mundo está preparado para asumir las tareas de un cuidador, algo que requiere responsabilidades y conlleva dificultades. Es algo que, posiblemente, hasta ahora no habíamos tenido que ejercer.

El desconocimiento y la falta de experiencia puede afectar a nuestros mayores, y, por ello, hoy queremos hacer hincapié en la importancia de las cuidadoras a domicilio.

Estas profesionales llevan a cabo distintas tareas sobre los ancianos. He aquí 6:

  1. Asear a la persona y mantenerla limpia para evitar escaras si permanece mucho tiempo encamada.
  2. Administrar su medicación.
  3. Controlar la tensión, en caso de que sea necesario.
  4. Cambiar de postura al anciano si está inmovilizado.
  5. Acompañarle en sus traslados al ambulatorio, el hospital u otro lugar necesario.
  6. Atender todas las necesidades que pueda tener.

¿Es lo mismo una cuidadora que una empleada de hogar?

La respuesta es NO. Una cuidadora no es una empleada de hogar como tal. Es más, sus funciones requieren capacidades que una persona que no tiene la formación necesaria no puede realizar. Ni está preparada ni puede llevarlas a cabo con seguridad. Las cuidadoras preparadas para realizar sus labores se hacen cargo de las necesidades específicas de sus pacientes, y su principal diferencia con las empleadas del hogar se encuentra en que las cuidadoras se centran, únicamente, en el bienestar de las personas dependientes.

¿Qué puedes hacer para planificar tus tareas?

Antes de que empieces a hacer anotaciones, organizar tu tiempo en familia, la vida laboral y el tiempo que dedicas al ocio, queremos hablarte de la posibilidad de hacer uso de aplicaciones de salud y cuidado para registrar cada valor, cada tarea y cada dato sobre la salud y el bienestar de las personas que tienes a tu cargo.

No tienes que preocuparte por nada, pues herramientas como Uilyohan sido desarrolladas para facilitar todas tus labores de cuidado. Te ahorrarán trabajo, quebraderos de cabeza, despistes… Mejorarán la calidad de vida de las personas y ahorrarán gran parte de tu estrés.

Como expertos en el cuidado de las personas dependientes, queremos ayudarte en tus tareas y a organizar tu tiempo. ¿Sientes que están afectando demasiado a tus rutinas? ¿Alguien más cuida de las personas que tienes a tu cargo? En estos casos, es importante que existe una buena comunicación entre ambos para estar al tanto de su comportamiento, de la medicación, de las horas de descanso, o de cualquier cambio que pueda surgir.

Las aplicaciones móviles del sector permiten registrar todo lo relacionado con la salud y compartir los registros médicos con otros cuidadores, evitando la incertidumbre y las llamadas constantes. Con Uilyo, basta con entrar a la aplicación y echar un vistazo a la información que ha sido registrada.

Las tareas que lleva a cabo el cuidador profesional giran en torno al bienestar óptimo. ¿Eres una cuidadora a domicilio? Cuéntanos tu experiencia.

CTA beta uilyo