¿Cuántas veces vemos y no hacemos, hablamos y no actuamos, sabemos pero no cambiamos? Esta frase refleja una situación que se repite en la práctica de los cuidados de las personas a lo largo de su vida. Queremos hacer hincapié en la primera etapa, cuando somos bebés, y en la tercera edad. Aunque el cuidado es una labor que se requiere a lo largo de todas las etapas de nuestra vida, es cuando somos bebés y cuando llegamos a ancianos cuando más necesitamos la atención. ¿No crees?

2 maneras de cuidar de los bebés y los ancianos

¿Tienes algún recién nacido a tu cargo? ¿Y personas de la tercera edad? Si es así y no sabes cómo acudir a todas las tareas en menos tiempo y sin perder el control sobre ellas, te animamos a leer estas dos formas de hacerlo:

  • Baby, Daily Parenting App. ¿Conoces esta aplicación? Se centra en el cuidado de los bebés, especialmente para esos primeros meses de vida, cuando todavía no gatea ni dice sus primeras palabras. Así que algunos profesionales han desarrollado esta aplicación basada en recibir información diaria sobre consejos desarrollados para la edad que tenga tu bebé en el momento en que recibes los mensajes.
  • Uilyo. Esta aplicación es ideal para tener el control sobre los valores médicos de nuestros familiares, especialmente de los mayores. Y no solo eso, sino que también permite estar al tanto de quién está cuidando de un familiar en un determinado momento. Gracias a sus posibilidades de centralizar la información, esta App nos permite tener el control de la salud en todo momento, pudiendo acceder a ella de forma instantánea.

Se trata de dos aplicaciones totalmente diferentes, pero que coinciden en la importancia de cuidar de las personas.

¿Has probado alguna de ellas? ¿Te gustaría hacerlo? ¿Echas en falta alguna otra función?

Cuéntanoslo sin compromiso.

Cuidar de las personas a lo largo de toda una vida

Con este tipo de aplicaciones, la tecnología y la digitalización demuestran una vez más la estrecha relación que existe en la familia, la salud y el cuidado. Todos y cada uno de los seres humanos nacemos en el seno de una familia, recibimos el cuidado desde que nacemos hasta que morimos. Porque, en el fondo, todos sabemos que cuidar de los nuestros es cuidar también de nosotros mismos. Como padres, nos convertimos en el grupo primario que acompaña a sus hijos, su refugio afectivo, su protección de cualquier daño externo. Y como hijos, seguimos siendo protectores, especialmente cuando nuestros padres se encuentran en una edad avanzada.

Mires hacia donde mires, a salud y el cuidado siempre están presentes.

Salud y tecnología sobre un mismo escenario

Sumergidos en pleno 2019, nos atrevemos a hacer un balance de las tecnologías, de lo que ha cambiado, de lo que hay y de lo que vendrá. Las aplicaciones que te hemos mencionado a lo largo de este post constituyen dos ejemplos básicos del papel tecnológico en las labores de cuidado. Y es que en cuestiones de salud nunca debemos dejar de lado el control. ¿Eres de los que ya comparte escenario con la tecnología? ¿O aún no te has lanzado a esta piscina de la imaginación?

Hagas lo que hagas, procura que siempre sea para mejorar. La familia, la salud y el cuidado están aquí para vivirlo en primera persona.

CTA beta uilyo